NOTICIAS ASOCIADOS

COMPRENDER EL ROL DE LA CONECTIVIDAD

Cada año se va avanzando más rápido en los estándares e infraestructuras de la conectividad. 5G, 6G, Wifi7, Wifi8, conexión satelital con cada vez mejores prestaciones, redes de cables submarinos, etc.

Hasta el 4G, todas las generaciones móviles habían tenido un gran impacto, de forma que las nuevas características de cada generación permitían mayores usos desde el móvil.

Mientras que al pasar de un móvil 3G a uno 4G, el móvil inteligente se convertía automáticamente en un dispositivo bastante más útil, pudiendo, por ejemplo, descargar en la calle grandes archivos o ver vídeos reproducidos en directo casi como si se estuviera conectado a la wifi del domicilio, con el 5G se reducen los casos de uso a nivel particular.

Sin embargo, es cierto que la relación inversa entre capacidad y latencia del 5G lo convierte en vehículo de la industria 4.0 hiperconectada, las realidades mixtas, la biotecnología e incluso la computación cuántica.

Todavía no se ha implantado esta tecnología y la industria afirma que con el 6G se va a minimizar el consumo energético de las redes móviles, aunque implicará un coste derivado de desplegar una infraestructura nueva en todo el planeta.

La cuestión es si el ritmo al que desplegamos estas nuevas tecnologías realmente hace que se amorticen y que sean una buena inversión. En 2030, fecha aproximada de la implantación de 6G, se espera "cuatro veces más tráfico" del que se maneja hoy. Por tanto, se necesitará más espectro, más energía y más capacidad de inversión.

6G brindará una mayor velocidad y una menor latencia. Con 5G se ha alcanzado una tasa de datos de hasta 20 Gbps, una cifra muy inferior a lo que asegura la sexta generación que multiplicará por 10 este número hasta llegar al Terabit por segundo (1000 Gb/s). Se espera una latencia que casi roce el tiempo real quedándose en el 0,1 milisegundo.

El gran avance que ofrece este salto de generación será la configuración de un mundo aún más conectado con distintas realidades (virtual, aumentada y mixta), que interrelacionarán en cualquier pantalla, incluso aunque esté conectada a una red móvil. 6G será el caldo de cultivo para el desarrollo de la holografía.

Pero para llegar a 6G habrá que pasar primero por un estadio intermedio de 5G avanzado que algunos denominan 5+ o 5.5, además, puede llevar más tiempo de lo esperado si añadimos a la ecuación los desafíos regulatorios.

La conexión de industrias de todos los sectores es uno de los grandes temas que se tratará en esta edición del Mobile World Congress, MWC2024. Se centrará en cómo las tecnologías conectadas están cambiando la fabricación, la movilidad inteligente, las fintech y el comercio móvil e incluso el entretenimiento y el ocio. La industria tecnológica es ahora mismo un factor que se puede ligar a cualquier negocio.

Desde la aviación, la automoción, las finanzas y otras industrias están tratando de entender cómo pueden utilizar mejor la conectividad, la tecnología y las plataformas para avanzar en su negocio. Eso demuestra lo críticamente importante que es para todos comprender el rol de la conectividad.

Conectividad que es sustento de otro de los temas del MWC2024, la inteligencia artificial (IA) y como se integra en los dispositivos, al igual que compañías de procesadores ya están incluyendo cada vez más capacidad de IA generativa para evitar acceder a la nube y poder ganar privacidad. Se implementa Ia IA, cuando todavía se está buscando un marco ético regulatorio desde Europa que pueda ponerle límites.

El emprendimiento y la búsqueda de nuevos productos, servicios y soluciones construidos en red son definitivamente el futuro de un mundo que seguirá en continua progresión digital e hiperconectado.